Múnich

            Dicen que muchas veces el azar o la fortuna determinan los acontecimientos venideros. Si a esto sumamos el esfuerzo y la ilusión que se deposita en un proyecto y el apoyo, la ayuda y el respaldo de toda una comunidad educativa para llevarlo a cabo, podríamos resumir en pocas palabras cómo arrancó el primer intercambio del Colegio Valdecás con el instituto Wilhelm-Hausenstein-Gymnasium de Múnich. Estamos en el curso 2010 cuando Isabel Arenal, profesora del centro, llama a uno de sus antiguos compañeros de su departamento de español en Alemania, pues durante el curso 2007-2008 tuvo la suerte de trabajar allí gracias a unas plazas de profesores visitantes de español. La conversación comenzó con las consabidas e ineludibles preguntas de ¿cómo estáis todos por allí?, ¿hay alguna novedad? o ¿sigue haciendo tanto frío como siempre? hasta que, sin saber muy bien cómo la conversación giró a ¿por qué no organizamos un intercambio lingüístico-cultural entre los dos centros? Dicho y hecho.

            Entre los meses de marzo y abril del año 2011, quince alumnos de nuestro centro participaron en el primer intercambio con Alemania que resultó ser todo un éxito. Durante algo más de una semana las familias españolas acogieron en sus casas a un alumno alemán y pocas semanas después fuimos nosotros los acogidos en la capital de Baviera. Desde entonces, repetimos año a año y con la misma ilusión esta experiencia que consideramos profundamente positiva y enriquecedora y es que, como decimos, el intercambio ha constituido una nueva experiencia para todos, profesores, alumnos y familias que han contribuido a fomentar una educación, unos conocimientos y unos valores que van mucho más allá de las aulas.

            Cuando llegan los alumnos alemanes, las familias españolas se vuelcan las 24h del día con su esperado huésped, el equipo directivo y claustro de profesores ponen todo de su parte para que los alumnos visitantes disfruten de una estancia agradable y los alumnos se organizan y preocupan por sus compañeros en todo momento. Las salidas que se programan en Madrid abarcan desde la visita al Museo del Prado o al Reina Sofía, hasta los paseos guiados por el centro histórico de Madrid o de las vecinas ciudades de Toledo y Segovia. Y por supuesto, las rutas gastronómicas del tapeo matritense que tan famosas y exóticas resultan a oídos extranjeros.

            Por nuestra parte, nosotros no sólo disfrutamos de excursiones tan interesantes y variopintas como son la visita al centro histórico de la ciudad de Múnich, la subida a las torres de sus iglesias, sus fantásticas pinacotecas, el recorrido por el recinto olímpico, el bonito paseo por la Garganta de Partnach, el tren a Austria para conocer Salzburgo, la impresión que supone visitar el campo de concentración de Dachau o la visita a la emblemática cervecería Hofbräuhaus. Además de todo esto, disfrutamos de conocer gente nueva, de encontrar pequeños choques culturales y de aprender a adaptarnos a ellos. Por no decir, que practicamos nuestro inglés día tras día dado que es la lengua que utilizamos durante nuestra estancia allí.

            Esperamos que este proyecto pueda seguir realizándose durante muchos años y que sean muchos los alumnos que de él puedan beneficiarse. Gracias a todos, o como dicen en Múnich Vielen Dank!

            Y como no hay mejor forma de mostrar lo que es este intercambio, aquí podéis leer y visualizar las impresiones de algunos de sus participantes año a año:

http://intercambiomunich.wixsite.com/valdecas